El origen de la marca Prada

origen-marca-prada

Todas hemos escuchado alguna vez sobre los bolsos de lujo marca Prada, he incluso el sueño de muchas es tener en sus manos uno de estos icónicos bolsos. Y es que bien dicen por ahí, que la mejor manera de conocer a una chica es fijándose en su cartera.

La marca Prada se fundó en 1913 por el italiano Mario Prada. Su nombre originalmente era Fratelli Prada que significa Hermanos Prada. Pero, ¿sabes cómo llegó a ser lo que es hoy?

Esta firma italiana de moda fundada por Mario Prada en 1913 dio un giro radical con la llegada a la gerencia de Miuccia Prada, nieta del fundador, en 1978. Esta futura mujer de negocios cambiaría el panorama para Prada por completo.

Y te preguntarás ¿cómo lo logró?.

Bajo la dirección de Miuccia, lo que era un sencillo negocio local de piel y cuero, se convirtió en pocos años en una firma internacional de moda.

Dedicada a la confección y venta de baúles, bolsos, maletas y zapatos en sus dos tiendas en Milán, consiguieron disponer en poco tiempo de una amplia cartera de clientes en Europa y Estados Unidos.

Posteriormente, con el aumento de los viajes aéreos, las maletas Prada, confeccionadas a menudo con una resistente pero voluminosa y pesada piel de morsa, no parecían ajustarse a las necesidades de los viajeros; por eso Prada se concentró en el diseño de accesorios, bolsas de mano y maletas de exquisito cuero además de ser resistentes al agua, lo cual era bastante llamativo, pero no lo suficiente.

👉🏼 Llegada del Cambio

 

En  1978 comienza la etapa decisiva para la firma cuando Miuccia, la nieta de Mario, entró al mando de la compañía. Miuccia Prada se había licenciado en Ciencias Políticas y además había estudiado cinco años de interpretación en el Teatro Piccolo de Milán.

Aunque su preparación no parecía la más apropiada para tomar las riendas de la compañía, Miuccia tenía un sentido estético novedoso y, según algunos, infalible. Por aquel entonces, la marca seguía produciendo principalmente artículos de cuero, y luchaba contra varios años de dificultades económicas.

La competencia con otras firmas de moda similares, como Gucci, la había perjudicado bastante. Gracias a la visión innovadora de Miuccia se generó un vuelco a la situación cambiando la trayectoria de la casa,  llevándola al sector del prêt-à-porter (listo para llevar) de lujo.

👣 ¿Cuál sería el siguiente paso?

 

Miuccia había estado diseñando mochilas negras impermeables desde 1970 a partir de una fibra de nailon llamada Pocone, y eso la llevó a presentar, en 1985, el que sería el clásico bolso Prada, de nailon negro, liso y sencillo. Un primer icono de la marca en su nueva etapa. Era un bolso robusto y funcional, pero con estilo propio.

El alto precio con que se lanzó al mercado parecía un reto pero, contra todo pronóstico, lo ganó. Las imitaciones no tardaron en aparecer y, esto sólo consiguió aumentar la demanda del original. En 1989 Miuccia presenta la primera colección de prêt-à-porter, en la temporada otoño-invierno de 1989.

Caracterizada por prendas de elegancia sobria en su simpleza, donde se destacaban las líneas limpias y los colores básicos, pero siempre con telas lujosas de la mejor calidad. La crítica de moda aprobó la propuesta y la popularidad de Prada subió como la espuma.

A principios de los años 1990 Prada consigue situarse entre las principales marcas de moda a través de prendas de irreprochable atractivo. Nunca evidente ni común,  con accesorios algo osados, sofisticados y siempre manteniendo sus estándares de calidad.

Telas lujosas, estilos pensados pero simples; dominio de tonos propios de la naturaleza, como negros, marrones, grises, verdes y cremas; que poco a poco van conformando la imagen de Prada. El resultado era atractivo pero no sucumbía al “sexy-chic” que apostaba en exceso a mostrar demasiada piel.

👨‍👩‍👧‍👦 Negocio familiar

 

Al tiempo, Miuccia se casó con Patrizio Bertelli, quién se encargaría de administrar el negocio, permitiendo así a su esposa dedicarse a la creación de la nueva estética Prada.

¿Detrás de una gran mujer siempre hay un gran hombre? Patrizio también era un hombre de negocios, quien comenzó a temprana edad su camino en la industrial textil, y fué de mucho apoyo para Miuccia.

La firma, adquirió Fendi a comienzos de los años 1990, la cual vendió posteriormente a LVMH en un período de dificultades financieras.

En el terreno arquitectónico, Prada ha encargado el diseño de sus nuevas tiendas en Nueva York, San Francisco y Los Ángeles al estudio holandés de arquitectura OMA/Rem Koolhaas.

🌍 Renombre Internacional

 

Prada ha conseguido algo muy difícil de alcanzar, ser una marca reconocida a nivel mundial y al mismo tiempo emanar un aura de exclusividad que no proviene tan solo de sus altos precios; sino de su habilidad para reunir de forma emblemática los escurridizos conceptos de «ultrachic», «alternativo», «intelectual» y «marca-tendencias» al mismo tiempo, temporada tras temporada.

Prada es todo ello desde que Miuccia la hizo suya.

En 1992 Miuccia sacó a la luz la marca Miu Miu, el cariñoso sobrenombre que le dedicaban de pequeña. Formada como una segunda línea de Prada, algo más económica, que apuntaba a un público más juvenil y casual.

Formas más sueltas, colores terrosos y estampados que la diferencian de Prada, aunque los diseños simples y cierto respeto por conservar un aspecto clásico la emparentan con la firma madre, junto con su indudable calidad textil.

Trabajando en colaboración con Rem Koolhaas y Herzog & de Meuron, a finales de los 90, Bertelli y Miuccia Prada decidieron replantear el concepto de compras y lanzaron el proyecto “Prada Epicentres”. En estas tiendas, artículos de lujo, tecnología, diseño y arquitectura se fusionan para crear una gama de servicios y experiencias sensoriales y audiovisuales. Los “Prada Epicentres” están ubicados en Nueva York (Rem Koolhaas, 2001), Tokio (Herzog & de Meuron, 2003) y Los Ángeles (Rem Koolhaas, 2004).

En 2003, la compañía española de moda Puig empezó a colaborar con la marca para comercializar perfumes.

🎬 Dejando su marca en la gran pantalla

 

La película «El diablo viste de Prada» («The Devil Wears Prada») de 2006, protagonizada por Meryl Streep y Anne Hathaway, pareció otorgarle un plus de popularidad masiva. Pero ni el film ni la novela en la que se inspira mantienen ninguna relación con la marca; la elección de «Prada» en el título buscaba puramente imprimir un toque de distinción y exclusividad.

Esta firma ha emprendido en los últimos años varios proyectos donde la experimentación artística y su sello original no se han separado.

En 2013, Forbes clasificó a Miuccia y Patrizio como una de las parejas más influyentes del mundo.

Como ves, una mujer con determinación puede llevar a la cima del mundo a una pequeña compañía que nació como un simple negocio familiar. Tu también puedes lograrlo, siempre y cuando tengas el bolso correcto.